lunes, 12 de diciembre de 2011

EN HATO MAYOR: Gobierno construye parque que evoca la Época Colonial de 1520 por RD$ 40.0 millones

HATO MAYOR.- La corona que embellece la glorieta del parque "Mercedes de la Rocha", de Hato Mayor y que evoca la presencia española, fundadores de esta ciudad, fue encendida, lo que  constituyó un espectáculo y determinó que es el parque de recreo más moderno y atractivo con que cuenta el país en la actualidad.

La majestuosa obra, creación del arquitecto, Omar Ramírez, es construida por el gobierno a un costo superior a los 40 millones de pesos

Los destellos de las luces que expiden de las alturas de la corona, forjada en hierro, son impresionantes, predominando el amarillo, azul, rojo y verde lumínico.

Para el arquitecto, Omar Ramírez, la obra arquitectónica es única en América, ya que encierra un valor cultural invaluable, para las presentes y futuras generaciones en Hato Mayor, que tienen sus raíces ancestrales en España.

El parque de recreo será inaugurado el próximo jueves 15 y para su cuidado se está planteando la formación de un patronato, que integre las fuerzas vivas de la ciudad.

 DESCRIPCION

El moderno parque "Mercedes de la Rocha",  incluye una nueva glorieta en hierro forjado, simbolizando el origen del pueblo, la cual consta de ocho cabezas de toros, cuyos cuernos soportan la corona , que simboliza la del Rey Carlos V, que fuera dueño de Hato Mayor del Rey, durante la época de La Colonia, al establecerse aquí hacia 1512 el alférez, Francisco Dávila, quien más tarde fundó el Mayorazgo de Dávila, que levantó una ermita y fundó la hacienda Hato Mayor.

Es una  réplica de la Corona Española.

Los bancos fueron construido en hormigón y estampados en cerámica y otros forjados en hierro.

Los hierros y la corona fueron trabajados por Ignacio Morales (El Artístico), afamado diseñador de La Romana.

Lo adornan cuatro estatuas entrelazadas, las que representan a los tres padres de la Patria, Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella, así como la de Mercedes de la Rocha, cuyo nombre lleva el parque, por ser quien donó en 1888 los terrenos, donde hoy se erige la ciudad de Hato Mayor del Rey.

Mercedes de la Rocha, era descendiente de Francisco Dávila, fundador del ejido, que desde sus orígenes es tierra para el pastoreo o crianza de animales

Las efigies están entrelazadas por tres lienzos forjados en hierro, para simbolizar la sangre arrojada por los padres de la Patria, la paz y las luchas libradas por los nativos en la Independencia Nacional.

De los árboles solo quedaron las caobas y algunas palmeras; los demás árboles fueron derribados para dar paso a otras palmeras y flores ornamentales, que hacen del lugar un espacio admirable.

Las palmeras sembradas están alternadas o invertidas con lámparas en forma de espuela de vaquero, remontada con una cabeza de toro, cuyos cuernos soportan las lámparas, que también serán un atractivo para parroquianos y visitantes, ya que son pequeñas réplicas de la corona gigante que adorna a la glorieta.

En las riberas de las parcelas interiores del parque de recreo, adoquinadas en perrillas, se construyó una correa ondulada en hierro forjado, que simboliza el cinturón de montañas que circundan el valle de Hato Mayor del Rey, una ciudad ubicada a 106 kilómetros al Este de la capital dominicana, con una población que supera los 65 mil habitantes en el casco urbano.

Los pasillos que dan acceso por las calles Padre Peña y Santo Domingo fueron ampliados y tienen hileras de palmeras sembradas y unas 8 jardineras redondas, con flores que no abundan en los patios de Hato Mayor.

Alrededor de la plazoleta o glorieta se construyeron unos seis pequeños anfiteatros con asientos confeccionados con bordes y perfiles en perrilla y balaustres, lo que hacen más natural y acogedor el parque de recreo, que desde ya está siendo visitado por parroquianos, que asombrados buscan comparar la nueva estructura con otro parque, pero no han encontrado réplicas.

Han sido conservadas las columnas que al estilo coloniales servían de soportes a las luces de la antigua estructura de recreo y esparcimiento.

La glorieta consta con una fuente de agua a su alrededor, al igual que la parte posterior de los anfiteatros.

Hacia la verja que da acceso a la parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes, al oeste de la moderna estructura, se confeccionaron bancos que se desprenden de las paredes y se alzan en un elevado ondulado, que forman parte de la correa que simbolizarán las redes de montañas que circundan la ciudad, terminando en bancos, diseñado en hormigón y coloreado en lozas, simbolizando la producción de cítrico, ganadera, el deporte y la religiosidad del pueblo.

Los bancos construido en hormigón y forrado en lozas o cerámicas, representan los cítricos, construirse en media luna y con los colores del limón, naranja y mandarina, simbolizando que la Hato Mayor es la Capital del Cítrico del país.

Las aceras que circundan la parroquia Las Mercedes, fueron remozadas, construidos bancos estampados y sembrados palmeras que dan un aspecto de bonanza al entorno

Los detalles son impresionantes y variados para describirlos a exactitud, pero la arquitectura está fuera de serie.

LA INAUGURACIÓN

Los hatomayorenses espera con ansias que llegue el jueves 15 de diciembre, para disfrutar de la moderna estructura de recreo, que lleva tres años en construcción, pero que llenará de esplendor y exaltará al pueblo como uno de los más modernos del país.

El presupuesto de la obra supera los 40 millones de pesos y los trabajos de ese lugar recreativo iniciaron en agosto de 2009, por el cabildo local, en la administración del alcalde, Amado de la Cruz, que luego entregó a la Oficina de Obras Supervisoras del Estado, quien está terminando la obra.

La moderna obra de recreo es considerada por los hatomayorenses como un patrimonio cultural, pues está justamente en el centro de la ciudad, y es donde los compueblanos van a recrearse todos los días,  pero más acentuado los fines de semana.

Este lugar data del año 1818, al igual que la iglesia Nuestra Señora de las Mercedes, la cual queda al lado del área recreativa.

Es un parque que con su diseño va narrando la idiosincrasia hatomayorense "La analogía de diseño está basada en cítricos, como la naranja, el limón y la toronja, ya que eso es propio de la comunidad hatomayorense", dijo el arquitecto Omar Ramírez.

 

El comentario obligado de los nativos de este pueblo es lo hermoso que va quedando el parque de recreo y lo que significará en el desarrollo urbano de Hato Mayor, una ciudad fundada hacia 1520 por Francisco Dávila.

LLAMATIVA CORONA

Tras varios años de espera, los hatomayorenses disfrutarán ver encendida la famosa corona que engalana la glorieta del parque municipal, Mercedes de la Rocha",  con  luces extravagantes, que embellecerán las noches en Hato Mayor.

Las chocantes luces dejan destellos fuera de serie cuando están encendidas, se ha podido durante la noche, cuando son encendidas, para el disfrute de parroquianos y visitantes.

Las luces que rodean el parque hacen simetrías con las de la corona, ya que son pequeñas réplicas que se suceden una detrás de otra.

Es realmente impresionante  lo que le está sucediendo a Hato Mayor, con la construcción del parque Mercedes de la Rocha, que llevaba casi tres años en construcción.

La obra tiene un valor cultural invaluable para la sociedad de Hato Mayor, que ahora debe cuidar y proteger.

UN PATRONATO

Se ha propuesto que se constituya un patronato, que se encargue del cuidado y embellecimiento de la singular obra arquitectónica.

"La impar obra exaltará a nuestro pueblo, y por lo tanto, necesita una protección especial, donde esté concurso de toda la sociedad hatomayorense", expuso el arquitecto Omar Ramírez.

Explicó que ese patronato hay que integrar a los empresarios, autoridades, periodistas, educadores, abogados y otros profesionales que entiendan y valoren los resultados que generará a nuestro desarrollo urbano la moderna estructura.

"Es una obra desigual, pero que evoca la época colonial, que es de donde vienen nuestras raíces ancestrales, que en el devenir del tiempo nos han dado una ciudad que se encamina al desarrollo", significó.

Agregó:  "Que es una responsabilidad de todos y todas, cuidar, celar y convertirnos en protagonistas de excepción de la primera obra arquitectónica que nos exaltará y elevará la estima de un pueblo, que como Hato Mayor, necesita madurar más la conciencia, para apreciar nuestra identidad como pueblo".

 

Autor: Manuel A. Vega

--
www.elperiquito.com

0 comentarios:

 
Powered by Blogger