sábado, 20 de septiembre de 2014

Has nacido para triunfar

¿Quien nació para vivir en la absoluta miseria? 
¡Nadie!  ¿Existe la posibilidad de avanzar en la 
vida y alcanzar aquellas cosas que anhelamos 
siempre y cuando sean para nuestro bien? ¡Por 
supuesto que sí! Has nacido para vencer no para 
vivir una vida de llena de suplicios y lamentos. 
Debes saber que estas en este mundo para triunfar 
y no precisas  pedir permiso a nadie para poder ser 
feliz, eres libre para alcanzar tus sueños. La 
autorización para ser un vencedor ya te ha sido 
dada desde el momento que llegaste a este mundo, 
Dios quien te ha dado el derecho de respirar, te ha 
otorgado también el derecho de triunfar, él potencial 
que tun tienes no tiene límites y puede llegar mucho 
más allá de lo que tu mente puede imaginar.

Algunas pautas para ser un triunfador
Levanta tu autoestima. Dios el creador te ha dado 
un valor  impresionante al comprar tu vida, no con 
oro ni con plata sino con la preciosa sangre de 
Jesucristo. Más allá del valor que tengas para algunas 
personas o aun para ti mismo déjame decirte que 
Eres de gran valor para Dios. Él te ha dotado con los 
recursos necesarios para que puedas ejecutar tus 
actividades, expresar, llevar a cabo tus ideales y así 
poder  triunfar. Has sido beneficiado a diferencia de 
los animales de inteligencia la cual te brinda la 
posibilidad de dirigir tus pasos, crear tu futuro, y llegar 
a donde tu desees , o por el contrario, detenerte donde 
tú quieras. Y si te falta sabiduría y capacidad para dirigir 
tu vida puedes pedirla gratis y sin reproche, Dios está 
más que dispuesto a ofrecértela si será utilizada para 
bien, es decir  para encontrar, encausar y dirigir  
el rumbo de tu vida.

Aprovechar las oportunidades

¿Porque mientras algunos sufren y pasan necesidad
otros surgen y forman su imperio? No es que tuvieron 
más suerte que otros, sino que estos supieron aprovechar 
las oportunidades.

Oportunidad es el arte de aprovechar las circunstancias, 
en el momento adecuado y en el lugar debido. Estas 
pueden aparecer en la forma más inesperada. Su 
apariencia puede ser completamente diferente a la 
imagen que esperemos que tenga, esto nos indica que 
se presenta de la forma que quiera, nuestra tarea 
consistirá en aprender a reconocerla.

No podemos pretender que las cosas buenas que nos 
ofrece la vida se presenten con aspecto de triunfo. 
Cuantas veces después de una crisis los resultados 
fueron excelentes. La experiencia nos demuestra una 
y otra vez que algunos comercios progresan exactamente 
cuando todo el resto anda mal, allí vemos un ejemplo de 
oportunidad. Mientras todos se lamentan de los problemas, 
otros sacan ventajas de la situación. Han aprendido a usar de 
la oportunidad, no se detienen aunque para otros tenga la 
apariencia de fracaso, ven el éxito allí en la crisis, y este 
gran gigante solo está dispuesto a entregarse y rendirse 
ante la lucha aquellos que saben perseverar a pesar
de todo. Leer todo

Por Mario Serrano

--
www.elperiquito.com

0 comentarios:

 
Powered by Blogger